"¡Ay Vida!"

El Perú a través de los años ha sido mundialmente reconocido por su riqueza arqueológica, minera, biológica y en la última década por nuestra gastronomía; fruto de la diversidad cultural del país, de la fusión, mestizaje de sabores y multiculturalidad.  Todo esto se está dando también en la música, en la que los ritmos peruanos están siendo difundidos con técnicas de otros ritmos como el jazz. En nuestro país ya se han realizado fusiones de jazz con géneros como el landó, la zamacueca, el festejo y huayno.

La variedad en la armonía que existe en el jazz y las melodías que se combinan en el huayno en el primer disco de Fredy Guzmán, graduado de Berklee College of Music y ex-catedrático en la Universidad Peruana de Ciencias (UPC) dieron origen a un nuevo movimiento social que va acompañado de la expresión “Ay vida”. Fredy nació en el Perú donde empezó su educación musical con el violín y mandolina; y a los doce años emigró a los EEUU para especializarse en la guitarra del jazz y blues.  Concluidos sus estudios universitarios, sus raíces andinas fueron el motivo para volver al Perú con el fin de fortalecer la identidad de millones de peruanos junto al arpa, violín, los cantos en quechua y su guitarra.

Las palabras “¡Ay vida!”, transmiten el coraje, fuerza, tristeza y alegría de muchos quechuahablantes, hijos de quechuahablantes y nuevas generaciones que se hallan también en la búsqueda de reconocer su identidad y rendir homenaje a nuestros ancestros a través de la cultura andina y festivales de música que continúan con la difusión de la misma.

El proyecto musical “Ay vida” compila los cinco años de constantes viajes que el músico compositor Guzmán ha realizado por los pueblos de la sierra sur del territorio nacional.  Sus orígenes andinos lo impulsan a interpretar esta música con el objetivo de expresar su amor por la familia que le inculcó nuestras tradiciones desde que nació.  “¡Ay vida!” se grita cuando nos sentimos orgullosos de los ritmos andinos e instrumentos indígenas que deleitan a las audiencias ansiosas por los ritmos folclóricos.

La frase “¡Ay vida!” nació por la necesidad de dar a conocer el sentimiento andino al mundo entero en el 2019, “Año internacional de las lenguas indígenas” declarado por la UNESCO. 

"Andean Feeling for

the World!"

official website of